Recuerda que mañana es el dia del Gato celebralo en grande

Animales reverenciados por diseñadores de tendencia y artistas

Más de 8 millones de ejemplares de estas mascotas de enigmática fascinación y mirada hipnótica son los reyes de las salas de estar, llevando serenidad y alegría a muchos hogares.

Asimismo son muy reverenciados por los diseñadores de todo el planeta, como en el campo de las artes plásticas, del cine y la literatura. Desde hace siglos están presentes en relatos, poesías, películas y hasta en las pasarelas de alta moda.

En los últimos tiempos se ha liberado una auténtica gato-manía, conforme a una investigación de la agencia Espresso Communication.

El morro mostachudo de los simpáticos felinos se resaltan en carteras, camisetas, faldas y camisas de las más esenciales casas de tendencia. Y son conceptos prácticamente obligatorios en las compilaciones otoño-invierno dos mil diecisiete.

Las figuras gatunas invadieron asimismo los cobertores de teléfonos celulares, las calcomanías para decorar interiores y hasta los lentes de sol y de lectura, cuyos marcos imitan la sinuosa mirada felina.

La casa de joyas Thomas Sabo, por su lado, dedicó a este animal una serie de collares de plata, adornados con diamantes y piedras bellas.

El amor por los gatos se confirma en Italia aun por el nacimiento de diferentes propuestas que los incluyen, como el Neko Café, distintivo de la cultura nipona moderna, un bar en el que se puede gozar de un capuchino al lado de un gato, aprovechando, de paso, sus múltiples -y prácticamente ignotas- propiedades terapéuticas en el momento de atenuar el agobio rutinario.

Tras cada celebración hay un motivo. El del Día Internacional del Gato, que se festeja el día de hoy, se relaciona con el ex- presidente estadounidense Bill Clinton y su gato, Socks.

El gato Socks alcanzó la fama cuando fue adoptado por la familia presidencial y se paseaba a diario por la Casa Blanca a lo largo de la presidencia de Clinton (mil novecientos noventa y tres-dos mil uno). Por su incesante presencia cosechó simpatía, múltiples seguidores, y hasta se transformó en figura de la red social Twitter

Socks murió el veinte de febrero de dos mil nueve, y esa data quedó plasmada como el día para obsequiar a los felinos.

En las redes se puede ver un vendaval de saludos, dedicatorias y fotografías que los amantes de los gatos le dedican a su mascota en su día. Absolutamente nadie se quiso quedar afuera y desde todas y cada una unas partes del planeta, los dueños de gatos dedicaron un instante para celebrar la data de forma virtual y para mimarlos en vivo y en riguroso directo.

¡Feliz día del gato! De todas y cada una de las celebraciones que celebramos a lo largo del año no podía faltar una dedicada a estos pequeños felinos tan queridos. Con este día tan singular se pretende mentalizar a la población de la relevancia de los gatos y de los cuidados que estos requieren.

Los gatos son la mejor compañía que uno puede querer. Su carácter independiente y también inteligente los hace más singulares y únicos. Siempre y en toda circunstancia logran enamorar a sus dueños con sus muy elegantes movimientos, su intensa mirada y sus movimientos juguetones. ¡No podríamos vivir sin ellos!

Es suficiente con tomarse unos minutos para investigar la relevancia de estos mimosos felinos en la vida de grandes artistas y escritores, a los que inspiraron con su leal compañía.

Uno de ellos es el protagonista del cuento El gato con botas, de Hables Perrault, otros fueron compañeros de vetustez de Francesco Petrarca, Umberto Eco y Giovanni Pascoli, quien le dedicó el soneto La Gata a su mascota.

Asimismo protagonista del poema épico burlesco La Gatomaquia, de Lope de Vega; o bien presente en los versos de Hables Baudelaire y en la pluma de William Shakespeare, el gato ha siempre y en toda circunstancia seducido por su personalidad distante, misteriosa y también impenetrable y por su espíritu, un tanto hogareño y otro poco libre y salvaje.

Pocos saben que fue una gata la que inspiró la canción Delilah, enorme éxito del conjunto Queen; o bien que el siamés Sam fue la musa de Lucifer Sam, de Pink Floyd.

Un recorrido en el tiempo y por diferentes campos culturales y sociales da cuenta del amor “sín límites” cara los felinos, símbolo, el día de ayer como el día de hoy, de libertad y también independencia.

Venerados en el viejo Egipto, odiados en el Medievo y redescubiertos en el Renacimiento, el gato es el día de hoy un “superstar”.